ULTIMAS NOTICIAS
only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

martes, marzo 07, 2017

Rivarola marcó un freno en la brusca caída, pero siguen los despidos

El dirigente del Centro de Empleados de Comercio de Río Grande, Daniel Rivarola, dio cuenta de un “amesetamiento” de la caída de puestos de trabajo que se registró en 2016 y parecía no tener freno. Lamentó que “hoy en Argentina es motivo de festejo”, porque “la situación no mejor pero no se agrava”. Hoy movilizarán como “uno de los sectores más golpeados”, por el impacto de la pérdida de puestos de trabajo en la industria. La marcha es “en repudio a la situación económica y laboral”, dijo, pero no prevén quedarse sólo en la protesta, sino acercar alternativas.

Daniel Rivarola, dirigente del CEC Río Grande, destacó la importancia de la movilización nacional prevista para hoy, a la que adhieren los gremios de la provincia.
Por FM del Pueblo, sostuvo que la marcha “pasa por un tema de concientización. Cada uno está sintiendo en cuerpo y alma la situación económica y laboral en Tierra del Fuego y desde el gremio lo que estamos haciendo es organizar la movilización y dar el mensaje es el lugar donde vamos a estar y de qué manera”.
“La idea es participar porque somos uno de los sectores más golpeados por la situación económica, sobre todo en Río Grande. Participamos de esta marcha para reclamar, pero no debe terminar en el reclamo y la marcha, sino en otro tipo de actividades”, planteó, dispuesto a acercar propuestas.

En la meseta

Con cierre de comercios y despidos sin freno en el 2016, el 2017 presenta un amesetamiento en los primeros meses: “El 2016 tuvimos un promedio de un despido diario, que dejó cerca de 300 trabajadores afuera. En lo que va de este año estamos haciendo un conteo y ha frenado un poco la situación en comparación con octubre y noviembre del año pasado, pero seguimos con despidos. El mes de febrero cerró con diez u once despidos y estamos viendo enero, que es difícil de catalogar por las vacaciones del personal, así que no tenemos una estadística firme. En marzo estamos viendo si va a haber más despidos en el sector de las fábricas, porque se complica”, alertó, por lo cual el paso inminente de la meseta marca más una continuidad de la caída que comenzar a ascender.
“El comercio en sí está frenado y lo ve todo el mundo todos los días. Hay productos suntuosos que no son de primera necesidad y no se venden. Son los comercios que más conflicto tienen”, expresó.
También observó que “marzo, con el inicio de clases, es un mes prometedor y algunos comercios aspiran a poder sostener al empleado que tienen”, si bien se trata de sectores específicos, de indumentaria o librería.
“Los comercios tienen distintas fechas que van dándole de comer a tal o cual rubro. Ahora estamos con la esperanza en indumentaria y librería. Hemos frenado bastante y calculo que los comercios que tienen empleados pueden trabajar con menos personal, pero hay otros que ya han llegado al límite”, señaló.
Recordó que “el último cierre grande fue la empresa DICOMFUE, que vendía artículos de construcción. Luego cerraron muchos unipersonales, comercios que eran atendidos por sus dueños, y ante la falta de espalda con esta crisis prefirieron cerrar. Luego no hubo cierre de otras empresas grandes”.
Lo cierto es que se ve poco movimiento en la ciudad, por lo que se le consultó si hubo un impacto adicional por la implementación del estacionamiento medido. “Esos datos los debería dar la Cámara y no nos corresponden a nosotros. Nosotros seguimos viendo lo que sucede, y es que en la medida en que haya una incertidumbre laboral generalizada en Río Grande, obviamente la gente no gasta”.
“El sector metalúrgico, por ejemplo BGH, tiene un día de suspensión y nuestros compañeros de limpieza están en la misma situación. La gente que tiene disminuido el salario, no gasta por más que necesite. Hoy nadie está tratando de comprar un televisor sino que está tratando de vestirse y comer. El que perdió el trabajo obviamente no está gastando, salvo en comida. El que tiene algún ajuste laboral es la persona que menos gasta y en este sector incorporamos al sector de la industria, porque prefieren ahorrar lo que tienen para hacer frente a las cosas más duras, como la luz, el gas, los alimentos, el inicio de clases”, planteó. 
“Tenemos una retracción importante y en la medida que no haya tranquilidad en el sector industrial, que es el que genera salarios en Río Grande, aparte del estado, vamos a seguir así”, pronosticó.
“Por lo menos celebramos un amesetamiento, porque la situación no mejora pero no se agrava. Lamentablemente eso hoy en Argentina es motivo de festejo”, dijo, entre pesar e ironía.
Consultado sobre la negociación paritaria para el sector, indicó que “en el mes de enero definimos el último aumento salarial y arrancamos recién en abril. Nos da un poco de oxígeno para saber lo que viene”.

La concentración

Como parte de la CGT, el CEC concentrará hoy en San Martín y Belgrano a partir de las 13:00, confirmó Rivarola, pero además hizo referencia al día después de la movilización. “Esta es una movilización, no es un paro, a los efectos de expresar el repudio a la situación económica y laboral. Después se seguirá trabajando. Hemos hablado en la sede de CGT juntamente con la UOM, que hay que trabajar no solamente en la protesta sino en presentar propuestas alternativas, ante el Congreso, con algún proyecto de ley que dé una certeza más clara con respecto a la industria fueguina. Hay que trabajar más allá de la protesta, no nos podemos quedar con la foto de un día”, expuso.
“A nivel CGT estamos comprometidos para trabajar en esto, como gremio hemos aportado nuestro grano de arena y vamos a seguir haciéndolo”, se comprometió.

Empleados presionados

Consultado sobre la posición del gremio frente al Paro Internacional de Mujeres, que forman una parte importante de los afiliados, dio cuenta de que en este caso el paro establecido es de una hora, al tiempo que planteó la dificultad para que los empleadores entiendan la situación.
“Los empleadores no siempre acompañan a los trabajadores, a pesar de que somos los empleados que mayor relación tenemos con nuestros patrones. En esta movilización de hoy todos los empleadores deberían acompañar, cerrar sus puertas y no sólo dejarnos ir sino acompañarnos, porque esto también es para ellos. El sector de comercio no es quien crea esta situación, pero no lo entienden. Para ellos es una ofensa una medida gremial”, aseguró.
Adelantó que “va a ser complejo el tema, pero vamos a acompañar al que quiera adherir. Es una situación delicada, porque darle hoy a un patrón una excusa, es perder un puesto de trabajo”, enfatizó.
Si bien los sindicatos deben respaldar a sus trabajadores, Rivarola remarcó el contexto en que se encuentran inmersos: “Estamos de acuerdo en respaldar, lo que entendemos también es que los empleadores buscan excusas para despedir gente. Un trabajador que se manifiesta, sobre todo en comercio, termina con algún tipo de problema. Por eso avanzamos en forma colectiva, no en forma individual, y no forzamos al trabajador que no quiere llevar adelante la medida”, concluyó.

Fuente Provincia 23

DESTACADA

El Desafío de Producir: “Río Grande tiene un gran corazón de emprendedor”

El intendente Gustavo Melella abrió este sábado una nueva edición de la feria El Desafío de Producir que se llevará a cabo durante todo el...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates