ULTIMAS NOTICIAS

only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

miércoles, noviembre 25, 2015

Inspectores de transito nuevamente aplicaron gas pimienta a un conductor, esta vez complicaron a un niño de tres años.



En un operativo llevado adelante por  personal de transito de   la Municipalidad  de  la Ciudad de Río Grande inspectores  aplicaron gas pimienta a un conductor que viajaba con su hijo de tan solo tres años.

En la noche del miércoles pasado un vecino transitaba con su hijo de tres años,  el mismo cometió una infracción de transito al cruzar  un semáforo en rojo  y esto provocó una persecución por parte de los inspectores de tránsito.
Del operativo   participaron varios móviles y la grúa  quienes  persiguieron al conductor  a pesar de la orden del  Director del área  quien habría   sugerido por handie terminar  la persecuta  y   aplicar  la multa con solo anotar la patente del vehículo. Los inspectores junto al jefe de tránsito Julio Cejas a cargo del operativo esa noche  , no solo desoyeron la orden si no que   interceptaron al vehículo cortándole el paso con la grúa municipal,  redujeron al conductor y le aplicaron gas pimienta  sin tener en cuenta que este viajaba con su hijo de tan solo tres años de edad.

El conductor al ver que su pequeño  lloraba desesperado  por los efectos del gas se exasperó y  se resistió  esto provocó que lo redujeran,  lo golpearan provocándole raspones en diferentes partes de su cuerpo, que perdiera las llaves del vehículo y su celular. A pesar de los gritos del papá pidiendo ver al niño fue sometido a estar boca abajo en el piso hasta que se hizo presente personal policial de la unidad  quinta quienes al llegar al lugar se encontraron con una  escena que no podían creer.  El personal de transito solicitó a los efectivos que  labraran  un informe y que dijeran que el vecino había sido reducido por  ellos a lo cual  se negaron   y en el informe policial consta que al llegar al lugar  el vecino se encontraba en  dicha condición  por la acción del personal de tránsito.

El pequeño fue ingresado a uno de los móviles de transito porque lloraba desconsolado  y se lo veía complicado por la intoxicación. Su familia lo traslado a su hogar pero  luego  tuvieron  que llevarlo al hospital a las cuatro de la mañana porque tuvo una reacción alérgica por los efectos del gas pimienta, al ser asistido por el médico actuante este pregunto a la familia que provoco la intoxicación del niño y recibiendo el relato de los padres realizo la denuncia en la cual  habría actuado el Juez de menores.

 Participaron del operativo los inspectores de transito Julio Cejas (Jefe) Sandobal, Barrionuevo, Petrone y Carlos Díaz (este último hermano del Director de Tránsito), quizás sea por eso que no Salió a la luz ningún tipo de información de lo ocurrido esa noche.

Habría que preguntar si el Intendente municipal autoriza a que los trabajadores de tránsito a portar gas pimienta y linternas con picanas, en  vez de exigir que prime en ellos   la vocación de concientización a través de la prevención para mantener el orden  y  evitar accidentes,  ya que no es la primera vez que toman esta determinación, porque es sabido que    han  sometido a otros conductores  con estas prácticas en otras oportunidades.

Habría que preguntarse por qué cada vez que los inspectores cometen algún exceso  de autoridad o infracción  se los protege primero guardando toda información bajo llave, cubriéndolos con carpetas médicas o iniciando sumarios internos que no llegan a ningún puerto, como en el caso de  el hurto de dos motos dentro del galpón de resguardo ubicado en el galpón municipal, que termino en el reembolso de los móviles a los vecinos con dinero de las arcas municipales sin saber que paso con los sumarios y sin   haber sanción alguna ningún empleado municipal responsable. Habría que preguntarse por qué  rescindieron o terminaron contratos de algunos trabajadores de transito después de las elecciones  esgrimiendo la excusa de que fueron descartados por ser malos empleados o por no cumplir con las expectativas del municipio y  a otros  se los protege se los apaña y  les perdona hechos graves como el ocurrido este miércoles, donde complicaron la salud de una pequeña criatura y  aplicaron violencia a un conductor, cosa que está terminantemente prohibida para un inspector de tránsito. Habría que preguntase por qué se protege a  algunos en calidad de jefes a concurrir a su lugar de trabajo en estado de ebriedad.
Y también había que preguntarse por qué  no han dejado sin efecto el contrato del inspector Carlos Díaz quien participó activamente del operativo. ¿Sera porque es el  hermano del Director de tránsito?

El Jefe que actuó en el  operativo referido  renunció a su cargo y pidió carpeta medica después de este hecho ¿habrá renunciado o le pidieron que lo haga?.  Se habría iniciado sumario administrativo a todos los inspectores que participaron ¿llegara a una resolución o quedara en el olvido como nos tienen acostumbrados?. Trascendió que esto provocaría la desafectación del turno noche en los operativos de tránsito. La pregunta obligada que llega es.¿ Deben terminar con los operativos de noche o deben cambiar a los funcionarios que están permitiendo todas estas situaciones?.


Lo único que nos queda claro es que bajo ningún concepto el personal de transito puede portar linternas con picanas ni gas pimientas y mucho menos aplicar abuso de autoridad contra los ciudadanos que si cometen infracciones deben ser multados, pero no abusados o violentados.

DESTACADA

“Hasta el día de hoy no existe un solo elemento de prueba que respalde las acusaciones absurdas”

Declaró la testigo clave de la defensa en el caso Melella. Se trata de Norma Gauto. El abogado Federico Ibarra sostuvo que, en su decla...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates