ULTIMAS NOTICIAS
only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

martes, junio 09, 2015

Denuncian a gremialista: "Me dijo que tenía los genitales dilatados con la educación"


Rosana Molinaro, administrativa del CENS N°1, hizo pública la situación vivida anoche junto a administrativos de la institución que funciona en instalaciones de ATE Río Grande, por un convenio de 2006, para adultos que quieren terminar sus estudios secundarios.

Fue seriamente agredida en forma verbal por el dirigente Marcelo Córdoba, según relató a FM Del Pueblo, y no descarta radicar una denuncia por violencia de género.

Desde hace tiempo la institución educativa viene recibiendo “mensajes” de la dirigencia que no los quiere más dentro del edificio pero no ha formalizado un pedido de baja del convenio.

Molinaro relató que la vinculación con ATE surgió porque la sede gremial de Río Grande “era un lugar estratégico para toda la gente de margen sur y el barrio AGP, que no tenía medio de transporte por el horario de la escuela nocturna”.

Cuando se firmó el convenio, “se pactó un horario de 18:00 a 21:20 y se cedieron tres salones de clases, dos oficinas para personal administrativo y para rendir exámenes, teléfonos y uso del salón para los actos que se necesitara realizar. En ese momento se iban a inscribir afiliados pero luego se abrió a toda la comunidad”, señaló sobre esta posibilidad de terminar los estudios secundarios en una escuela pública nocturna.

“El lugar es estratégico y abarca mucha población educativa. Van alumnos de la calle Perón, de Chacra XI y Chacra XIII también. Hay personas mayores de 60 años que están finalizando el secundario, mujeres embarazadas o con bebés, personas con discapacidad que hemos integrado, y cada uno lo va realizando a su medida”, expuso.

Aseguró que hasta la comisión anterior no había problemas de seguir con el convenio, pero cambió cuando asumió Marcelo Córdoba la secretaría general con la nueva conducción. “Se redujo el espacio muchísimo y en este momento tenemos un solo salón para dar clases, una sola oficina, suspendemos actividades por falta de calefacción”, dijo, dado que desde el gremio les cortarían los servicios argumentando que el Ministerio de Educación “no les paga”.

“Hay muchas actas de docentes y alumnos con los reclamos de manera verbal y escrita a esta comisión directiva, y en ningún momento tuvimos una notificación fehaciente de que se daba de baja el convenio. Nos cruzábamos con dirigentes que nos decían que vayamos ‘armando las valijas’ porque nos vamos, o nos ponían música fuerte porque había alguna fiesta, pero nunca un pedido de desalojar las instalaciones”, reiteró.

Anoche todo pasó de castaño a oscuro, con una sucesión de agresiones verbales de parte de Marcelo Córdoba, por lo que al menos esta administrativa decidió no volver a la sede, hasta no tener garantizada la seguridad y el respeto: “La semana pasada tuvimos docentes dando clase en el piso por falta de espacio físico y ayer al ingreso a las 18:00 mi compañera me comunica que suspendíamos las actividades por no contar con mesas en el único salón que nos queda. Me encuentro con Marcelo Córdoba que me dice ‘yo te saqué las mesas porque mañana tenemos conferencia de prensa y tengo que preparar todo’. Le dije que nos retirábamos pero empezó a increparme con que tenía sus genitales dilatados con la educación, me dijo que agarre mi directora, mi escuela y que me puedo ir a la vagina de mi hermana”, reprodujo, aunque no en términos exactos, las manifestaciones de Córdoba.

“Comenzó a gritarme, a golpear puertas y le dije que el reclamo no era conmigo, que soy una administrativa, y que se dirigiera a la dirección del CENS. Pero siguió el improperio, los gritos, y había muchos integrantes de la comisión también. Los docentes se habían retirado pero mis compañeros estaban en la oficina”, señaló de una escena que tuvo varios testigos.

“Lo que me molesta de esta actitud no es solamente el atropello verbal, porque no necesitaba de parte de este señor una demostración de testosterona ni que me ostente su cago. Nos mandó a buscarnos otro rancho después de las vacaciones de invierno pero, si tiene la capacidad de hacer eso frente a mí como mujer, que ponga la firma, dé de baja el convenio y por favor de forma educada. Somos gente adulta y se trata de una escuela”, le recordó al dirigente.

Lamentó que con esta actitud “él no le causa daño a la dirección del CENS porque podemos trasladarnos a la sede de Chacra, el daño se lo causa a los alumnos y a muchos integrantes de su gremio que están cursando. Él dijo que la educación pública y a escuela le tiene los genitales dilatados y cuando uno ocupa un lugar así en un gremio es para trabajar por el bien de la gente. Hay gente de más de 60 años, chicas embarazadas que van con su bebé, tenemos personas con discapacidad integradas”, reiteró, que tienen que enfrentar la ira de una dirigencia molesta con el gobierno que no les paga los servicios.

“Me molestó muchísimo el atropello, la forma, los insultos verbales, los gestos, porque no correspondían”, sostuvo y adelantó que realizará la exposición correspondiente además de “tramitar formalmente por nota administrativa” lo ocurrido.
“Yo soy administrativa, trabajadora del estado y me sentí muy mal, porque fue vergonzoso. Mi persona merece respeto”, reclamó la trabajadora.

Dado que esto encuadraría en violencia de género, de parte de un dirigente que además estuvo en la marcha, aseguró que está dispuesta a “actuar de acuerdo a lo que el área legal diga que se debe hacer. No sólo estoy al aire por los insultos a mi persona, la directora del CENS y la escuela en sí. Quiero que quede en claro que es una escuela con muchos alumnos y que hay gente que ha progresado muchísimo, porque se incorporaron muchos chicos que habían quedado excluidos del sistema y el daño no sólo me lo hicieron a mí por cuatro gritos y una demostración de machismo: se lo causaron a toda una comunidad educativa. Yo de mi parte no voy a ingresar a las instalaciones de ATE a trabajar”, advirtió, por temor a represalias y más agresiones verbales.

“De la dirección de mi escuela me dieron todo el respaldo y sin garantías de seguridad y respeto no voy a volver a ingresar. El estado no me paga para escuchar los insultos de este señor”, concluyó.

DESTACADA

Del jefe de la Armada al presidente Macri: "No sabemos dónde está, no sabemos qué pasó"

El mandatario está concentrado en la búsqueda del ARA San Juan, después ajustará cuentas con el almirante Srur y su plana mayor. El mi...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates