ULTIMAS NOTICIAS

only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

martes, marzo 18, 2014

Kicillof: "Con este modelo, la Argentina puede crecer otros diez años más a tasas del 7% anual"



El ministro de Economía sostuvo que entre 1991 y 2002, donde según describió "se aplicaron a rajatabla las recetas neoliberales del ajuste", la tasa de crecimiento del PBI fue solo del 2% promedio anual

En el cierre del seminario para conmemorar los 10 años del Centro de Economía y Finanzas Para el Desarrollo de la Argentina (CEFID AR), realizado ayer en el salón de actos del Banco Nación, el ministro de Economía, Axel Kicillof, defendió el modelo económico de acumulación con inclusión social. En ese marco, manifestó que "con este modelo, la Argentina puede crecer en los próximos años a tasas del 7% anual como lo ha venido haciendo desde el 2003 hasta el 2013".

En una didáctica exposición en Power Point que duró aproximadamente unos 40 minutos, Kicillof expuso con datos incontratables los resultados económicos positivos logrados primero por el gobierno de Néstor Kirchner y luego por el de Cristina Kirchner, en los 10 años que van desde el 2003 al 2013. Lo escuchaban entre otros, el presidente del CEFID AR, Guillermo Wierztba; la vicepresidente del Banco Nación, Cecilia Fernández; el presidente del Banco Credicoop, Carlos Heller; y el ex ministro de Economía Carlos Fernández, quienes fueron panelistas del seminario Balance de una Década de Transformaciones y el Rumbo para su Profundización.

Kicillof criticó a aquellos economistas que dicen que la economía creció en ese período porque tuvo viento de cola. "Nosotros no tuvimos viento de cola tuvimos viento de frente pero este gobierno ha luchado y lo importante fueron los pilotos que tuvo este modelo", lanzó. En otra parte de su exposición, arremetió contra el neolibelasimo al afirmar que por esa corriente ideológica "nuestro proceso de industrialización todavía tiene grandes agujeros" pero se mostró confiado en que "los iremos solucionando". "Todo ha sido producto de las políticas neolibelarles de ajuste de los 90", insistió.

En su presentación titulada Desarrollo con Inclusión Social entre 2003 y 2013, el titular del Palacio de Haciendo mostró como en la Argentina, el PBI creció en ese período a una tasa del 7% promedio anual mientras que en el lapso que va desde 1991 hasta el 2002, donde según el ministro se aplicaron a rajatabla las recetas neoliberales del ajuste, la tasa de crecimiento del PBI fue solo del 2% promedio anual.

Por otra parte, destacó que en el mismo período las exportaciones, medidas en cantidades, se incrementaron un 85 pro ciento.

Con respecto a la tasa de inversión, Kicillof explicó que la misma fue del 24,5 % del Producto Bruto Interno (PBI) entre el 2003 y el 2013, mientras que entre 1993 y el 2002 esa tasa llego al 18,2% del producto.

En lo que hace a la producción, señaló que el crecimiento de la producción automotriz fue del 175%, la producción de energía aumentó un 61% y la de hierro un 24%, siempreentre 2003 y 2013. Entre los gráficos que puso como ejemplo, el ministro se destacó uno con datos de compras de dólares elaborado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en las crisis cambiarias. Kicillof indicó que hubo siete corridas cambiarias entre el 2003 y el 2013 y destacó como una de las peores a la última de diciembre pasado, pero manifestó que "pese a todo no pudieron con este Gobierno".

En el gráfico se destaca el promedio diario de compras de dólares superior a los u$s180 millones observados en los últimos días de diciembre pasado.  "Parte del aumento de la emisión monetaria no tuvo que ver con el incremento del gasto público desmedido como dicen algunos economistas de la oposición", agregó Kicillof.  Además, defendió la política de desendeudamiento del gobierno al demostrar que la deuda pública total interna y externa se redujo de un 150% al 45% del PBI entre el 2003 y el 2013 y aseveró que "el desendeudamiento es una fuente de autonomía del país".

Durante su ponencia, Kicillof le dedicó un párrafo especial a las consultoras y a los empresarios. Sostuvo que "el coro de los empresarios y economistas ortodoxos le ha hecho mucho daño al país en esos años y es una situación que se está revirtiendo y que tendría institucionalizarse de aquí en adelante".

También dijo que el recetario de la ortodoxia "no sirve para una política flexible" como la que aplica -según aseguró- este Gobierno. Kicillof agregó que "nos piden que enunciemos un plan económico como los de antes, que eran solo tres medidas de ajuste fiscal, ajuste cambiario y baja de salarios pero nosotros no vamos ha hacer eso". Lo cierto es que Kicillof no explicó al auditorio que él  aplicó el ajuste cambiario más drástico de la gestión kirchenrista al devaluar el peso frente al dólar en un 25% en sólo dos días.

El ministro también hizo referencia al concepto tan vapuleado de seguridad jurídica en la Argentina. Al respecto, consideró que "es difícil interpretar el  término seguridad jurídica al que se refieren cierto grupos cuando hablan que este gobierno ataca la seguridad jurídica de las empresas, por lo tanto, si esto es a lo que se refieren cuando hablan de seguridad jurídica, es lo más inseguro que puede haber. Hay que determinar para qué y para quién es la seguridad jurídica que piden pero si es para defender a un grupo hegemónico, eso no es seguridad jurídica".

Con respecto a devaluación, Kicillof insistió con lo que viene afirmando cada vez que da una conferencia: "La suba de precios por aumento del dólar no tiene ningún sentido económico". El economista acotó que "por la variación cambiaria que hubo en enero, algunos sectores productivos decidieron pasar el valor del dólar a sus precios mecánicamente y esta es una decisión que desde el punto de vista económico, no tiene ningún sustento económico". Recordó que se había reunido con algunos empresarios "que cuando van afuera dicen que les va mal y cuando se ve la alta rentabilidad de sus empresas, se observa que les va muy bien".

"Nos empezamos a reunir con algunos sectores para ver la rentabilidad y para que no remarquen para que no se caiga la demanda porque los salarios no se movieron al mismo ritmo y la gente ya no paga cualquier precio por las cosas y ni el sector más importador tenía por qué aplicar aumentos del 25% por arriba de la suba del dólar", comentó Kicillof.

En lo que respecta al futuro de la política económica, el ministro hizo énfasis en que lo que se debe priorizar son los objetivos de la política económica al tiempo que subrayó que "tiene que quedar en claro que este Gobierno no se casa con los planes ortodoxos del neoliberalismo".

Kicillof tampoco dejó de lado la crítica a los medios de comunicación al manifestar que "todo el tiempo la prensa hace filtraciones falsas de medidas económicas que tomará este gobierno que, en realidad, nunca va a tomar. A mí me da gracia -afirmó- y también que los diarios internacionales digan que en Argentina todo va mal porque se copian de los medios locales y no se informan".

DESTACADA

“Hasta el día de hoy no existe un solo elemento de prueba que respalde las acusaciones absurdas”

Declaró la testigo clave de la defensa en el caso Melella. Se trata de Norma Gauto. El abogado Federico Ibarra sostuvo que, en su decla...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates