ULTIMAS NOTICIAS

only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

martes, diciembre 10, 2013

Sin futuro para las notebooks por problema de costos



La Cámara Fueguina de la Industria Nacional confirmó la migración al continente de la fabricación de notebooks. “No se podrá sostener por razones de costos”, afirmó el licenciado Alberto Garófalo. A las empresas que se mudaron, se suman otras que ya están fabricando en el continente. La demora en la actualización de los procesos productivos va a contramano de la celeridad con que avanza la tecnología, pero en la última reunión de la comisión del área aduanera especial no se pudo lograr una revisión de las autoridades de Industria. Las miradas están puestas en el tratamiento que tendrán las DEJAI -la declaración jurada anticipada de importación-, imprescindible para poder traer insumos. Hasta ahora aprobaba por un acuerdo con la provincia la Secretaría de Comercio Interior y esta semana habría novedades de cambios. En 2014 hay esperanza con el mundial por el aumento de la demanda de televisores, pero la pérdida de puestos de trabajo no está descartada.
 Las noticias no son buenas para la industria fueguina, blanco de varios ataques sucesivos a través de los medios nacionales y con bajas concretas en la fabricación de notebooks.
Se esperaba la semana pasada la visita de la ministra Débora Giorgi, para debatir sobre lo que puede venir, pero no se concretó y tampoco hubo avances a los pedidos de agilización formulados en la reunión de la comisión del área aduanera especial.
El licenciado Alberto Garófalo, representante de CAFIN, reconoció “la expectativa por la presencia de la ministra y el administrador de AFIP”, dado que en materia del régimen “permanentemente uno está yendo y viniendo con este tema y últimamente pareciera que nunca llegamos a tiempo a ningún lado”.
No obstante observó que “la representación tanto de la Secretaría de Industria como de la AFIP, históricamente ha estado delegada a distintos funcionarios y diría que nunca en la historia un ministro o el administrador general presenció una reunión de la comisión del área. En realidad nunca vinieron, pero de todos modos la expectativa estaba creada”, admitió, en momentos no muy auspiciosos para el régimen.
La reunión se llevó a cabo normalmente con los representantes habituales de cada uno de los organismos, pero la consulta central estuvo enfocada a lo que va a ocurrir con la fabricación de notebooks, dado que se están armando en Buenos Aires.
Lamentablemente, confirmó que es así y que no se harían más en la provincia: “El tema de que para las notebooks esté migrando la producción al continente tiene que ver con una ecuación que no está dando para Tierra del Fuego. Esto tiene que ver con los procesos productivos aplicables en Tierra del Fuego y que no son exigibles en el continente. En Tierra del Fuego, para acceder a la promoción y acreditar origen por estos procesos, hay una serie de trabajos a realizar obligatoriamente como recibir la plaqueta desnuda, insertar componentes, soldarlos, calibrarlos, etc. Esto no es así en el continente, donde el simple ensamblaje de piezas es suficiente”, explicó. 
“Se hace esto porque obviamente el tratamiento arancelario del producto final es distinto. Es mucho más caro traer una notebook terminada al continente”, sostuvo, pero se topa esta situación con “la dificultad para conseguir la respectiva DEJAI”, que es la autorización para importar insumos. “Esto hace que esté apareciendo el armado de notebooks, en algunos casos de empresas importantes que ya lo están haciendo en Buenos Aires, en detrimento de Tierra del Fuego, que no va a poder sostener este producto por una cuestión de costos”, sentenció sin medias tintas.
Garófalo confirmó que BGH es una de las empresas fueguinas que ahora lo está haciendo en el continente, pero además “hay empresas del continente que están trabajando en esto, y ustedes seguramente conocen más de una. Últimamente se está dando esto”.

Comisión sin respuestas

Si bien este tema no se trató en la reunión de la comisión del área, tampoco hubo respuesta a otros planteos. “Básicamente la comisión trata temas incluidos en el orden del día que cierra nueve días antes de la reunión. Aquí lo que ha aparecido es la necesidad de interpretar, si se quiere, algunas resoluciones donde se fijan procesos productivos, porque la tecnología avanza a tal velocidad que, cuando se fija un proceso productivo que son realizados cada cinco años, es imposible anticiparse a lo que viene”, indicó.
Advirtió que “procesos recientes como el de la tablet hoy ya presentan algunos problemas por la forma en que es necesario introducir las piezas. Es una lucha permanente entre la necesidad de integrar e incorporar mayor trabajo local sobre un producto, cuyo proveedor de origen es reacio a despiezarlo con el grado de detalle que nosotros le pedimos”, manifestó.
“Digamos que hay una tensión permanente entre la operatoria real de las fábricas y el régimen de contralor que establece la autoridad de aplicación”, sintetizó sobre lo que está ocurriendo, con un efecto no deseado ante el impulso que se quiere dar a la fabricación nacional, evitando el mero ensamble.
“Lo que se dio el otro día en la reunión es que no existió la posibilidad de discutir o de tratar de sustentar criterios, porque aquí hay representantes que vienen con un mandato determinado, el cual le es atribuido antes de su participación, y luego durante esa participación no están autorizados para entablar ninguna discusión”, dijo sobre todo de los funcionarios de Industria.
Lo cierto es que “no hubo posibilidad de resolver los temas dentro de la comisión. Todas las cuestiones deben ser elevadas a la Secretaría de Industria de la Nación, que como autoridad de aplicación reclama para sí la potestad de decidir”.
Garófalo esperaba más efectividad de esta comisión, teniendo en cuenta que “las empresas necesitan del estado en su trabajo diario y la comisión del área estaba para agilizar estos procedimientos y tomar algunas decisiones, por eso están representadas todas las entidades que tienen algún tipo de atribución sobre el régimen de promoción”.
No fue así y “hoy la realidad es que frente a un régimen nacional, la Nación no está dispuesta a compartir sus atribuciones, y uno pretende un espacio más amplio para la discusión”, dijo.

Pérdida de puestos de trabajo

La migración de empresas va a afectar los puestos de trabajo. El licenciado no lo pudo negar, aunque planteó que en 2014 se puede compensar con la demanda de televisores por el mundial. 
Las notebooks ya no van a estar y “hoy con el régimen cerrado es muy difícil determinar qué producto puede llegar a sustituirlo, salvo que en lo que ya está funcionando hubiera un incremento de demanda tal que hiciera que no se notara en la ocupación”, señaló albergando alguna esperanza.
“Es una incógnita cómo se va a presentar el 2014. Es un año del mundial y debiera venir bien por el tema televisión, pero hay muchísimos factores en el comportamiento de la demanda”, observó con prudencia.

Insumos, la gran pregunta

La dinámica de la tecnología se está enfrentando a la demora en la adecuación de procesos, y puede perjudicar el régimen. A esto se suma la incertidumbre sobre los permisos para importar insumos. “Esto depende de algunas decisiones de tipo más general que se deben tomar con Tierra del Fuego. Nosotros tenemos puntos críticos por varios lados. Hasta ahora venimos funcionando razonablemente bien en lo que hace al abastecimiento de insumos. En esta semana probablemente se defina qué va a pasar con las DEJAI –declaración jurada anticipada de importación- y cómo va a ser el tratamiento diferencial que tenía Tierra del Fuego a través de su fideicomiso para acceder a esas DEJAI”, dijo.
“En un escenario donde se va a privilegiar el tema de las divisas y controlar que estas sean utilizadas estrictamente en base a un criterio de prioridades, la inquietud pasa por saber dónde estará Tierra del Fuego en esas prioridades”, planteó como dilema con final abierto por ahora.
“Confiamos que, como el grueso de las importaciones son insumos industriales no deberíamos tener sobresaltos, pero habrá que esperar un poquito más. Hoy la incertidumbre que esto genera hace que los planes de inversión para 2014 se vean demorados”, alertó Garófalo sobre otra consecuencia de la coyuntura para la electrónica.

Textiles, plásticas y pesqueras

Respecto de otras fábricas nucleadas en CAFIN, el licenciado dijo que las plásticas y textiles están también muy pendientes de lo que pase con las DEJAI, “porque allí le va su negocio. Es un instrumento que maneja la Secretaría de Comercio Interior y es previo a cualquier operación de importación. Es decir, la fábrica que necesita insumos, antes de embarcar debe tener autorizada esta DEJAI por la Secretaría de Comercio Interior. De lo contrario, corre el riesgo de que llegue la mercadería a puerto, no esté todavía aprobada, no pueda despachar y entonces los costos de almacenamiento en puerto son muy altos y ocasionaría un perjuicio”, explicó.
“Como no hay un esquema que asegure los plazos en los cuales salen estas DEJAI, el aprovisionamiento de algunas empresas se ve complicado, sobre todo en lo que hace a la planificación futura”, señaló, dado que “no se puede planificar qué mercadería traer en un plazo determinado, sea mensual, cuatrimestral, semestral, porque no se sabe si van a salir las DEJAI”.
“Hasta ahora hemos estado operando con cierta regularidad, porque Tierra del Fuego a través de los fideicomisos de inversión en el continente, por un acuerdo con la Secretaría de Comercio Interior, estaba recibiendo sus insumos en promedio en la misma magnitud que tuvo el año pasado. Vamos a ver cuál es el criterio de acá en adelante”, expresó sobre noticias que surgirán en pocos días.
Las plásticas tienen buena parte de sus insumos nacionalizados, es decir que los compran en el territorio continental nacional y su dependencia de insumo importado no es tan significativa, aclaró el licenciado. No ocurre lo mismo en confección y en textil, donde “la importación es crucial y están pendientes de esto”.
Con respecto a las pesqueras, indicó que “no importan prácticamente nada, solamente algunos repuestos para sus barcos y están en otro escenario. Pero por ser una actividad netamente exportadora, están muy castigadas por el cierre de mercados europeos que no se recuperan de la crisis, y por lo tanto los embarques con destino a Europa no son los que eran en el pasado”.

Oscar Martínez, al frente

Finalmente Garófalo fue consultado sobre la presencia ahora en la Cámara baja de un dirigente del sector metalúrgico, que tuvo protagonismo directo en la sanción de la ley de industria, y cómo analiza la CAFIN la posible gestión que pueda llevar a cabo: “Me parece muy auspicioso, de hecho el diputado Martínez estuvo en la reunión de la comisión del área, lo vimos con un actitud muy firme en defensa de los puestos de trabajo”, aseguró.
Dio cuenta de que “está muy involucrado en este tema y ve la relación directa que hay entre los productos que pueden fabricarse en Tierra del Fuego y la mano de obra que eso genera. Nos parece excelente porque va a poder defender el régimen desde una óptica irreprochable, como es el sostenimiento de los puestos de trabajo”, indicó.
Como balance final del año, dijo que “bastante bien nos ha ido. Hay sectores que le ha ido mejor que a otros, pero bastante bien teniendo en cuenta que el crecimiento de la economía se frenó este año y Tierra del Fuego mantuvo su ocupación y sus puestos de trabajo. Esperemos en 2014 poder sostener esto, sin perjuicio de que se pueda dar un debate de más largo plazo sobre los sectores que van a poder seguir trabajando en Tierra del Fuego”, concluyó.

Fuente Provincia 23

DESTACADA

“Hasta el día de hoy no existe un solo elemento de prueba que respalde las acusaciones absurdas”

Declaró la testigo clave de la defensa en el caso Melella. Se trata de Norma Gauto. El abogado Federico Ibarra sostuvo que, en su decla...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates