ULTIMAS NOTICIAS
only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

viernes, octubre 11, 2013

El Fondo Fiduciario no dará el crédito sin garantía



El presidente del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, José Estabillo, advirtió ayer que sin la autorización nacional para afectar coparticipación como garantía, no podrá prosperar el crédito para pagar la coparticipación municipal con obras. Los intendentes aseguraron que se había llegado a un acuerdo, por lo cual no se justificaba el enjuiciamiento a Ríos, pero todavía no hay aval nacional ni ratificación legislativa, necesaria para la toma de endeudamiento. Estabillo aseguró que le explicó esto al intendente Melella y que “está al tanto” de la situación. Sostuvo que sin garantía, el acuerdo puede quedar como “una buena voluntad de resolver un tema que no se va a resolver”. Tampoco recibió todavía los proyectos de obra para el Municipio de Río Grande.

La autorización para otorgar el crédito del Fondo Fiduciario al gobierno, a fin de que cancele deudas de coparticipación, no está todavía, y tampoco el plan de obras a realizar en Río Grande, que deberá evaluar el organismo nacional.
 José Estabillo, presidente del Fondo, aseguró haberle explicado al intendente Gustavo Melella esta situación, en el reciente encuentro que mantuvo en Buenos Aires.

Sólo intenciones

Consultado sobre este acuerdo que puso fin a la controversia entre los intendentes y el gobierno, Estabillo dijo que tener “entendido que el gobierno ha firmado una carta de intención con los intendentes, a partir de un acuerdo de cancelación de deudas supongo, por el cual la provincia tomaría recursos del FFFIR y se los trasladaría a los municipios para que estos desarrollen algún tipo de obra pública en los ejidos urbanos”.
No encontró objeciones en el destino, dado que se usarían para pagar deudas de coparticipación, porque “la contraparte que tenemos nosotros es el Estado provincial”, pero sí señaló que se necesita autorización y una resolución nacional para poder avanzar, y no está.
“Hace un tiempo nos pidió a través de un requerimiento que firma la gobernadora, que el FFFIR le financie al estado provincial 120 millones de pesos, de los cuales aparentemente 60 millones van destinados a los municipios, 30 y 30 millones a cada uno, que entiendo es para compensar deudas; y 60 millones que se queda el estado provincial para desarrollar algunos proyectos”, explicó.
Dijo que cuando llega esa nota, “le informamos a la provincia que, de cumplirse todos los requisitos que existen para esta operatoria, estamos en condiciones de acompañar”, pero observó que deben contar con la garantía.
“El tema es el siguiente: el decreto 1731, que se dicta por el año 2003 ó 2004, cuando ejercía el gobierno Néstor Kirchner, establece el monitoreo del nivel de endeudamiento que van tomando los estados provinciales. Las provincias pueden requerir financiamiento de alguna obra, pero si nosotros no tenemos la cesión de la garantía, que es la coparticipación, no podemos financiar absolutamente ningún proyecto a ningún estado provincial”, sostuvo.
Informó que “es un trámite que tiene que hacer la provincia ante el Ministerio de Economía de Nación y nosotros no intervenimos. Allí le van a exigir determinada documentación y deben solicitar que la Secretaría de Hacienda habilite una cesión de garantía a favor del FFFIR”.
“Independientemente de que acá se haya mandado una comunicación, que hayamos contestado que estamos en condiciones de poder financiar, tiene que haber una gestión paralela que hay que hacerla, no en este organismo sino en la Secretaría de Hacienda. Hay que obtener la resolución pertinente que nos llega a nosotros, por la cual autorizan a la provincia a ceder coparticipación. Sin esta autorización no se puede financiar”, reiteró Estabillo.

Sin proyectos de Río Grande

Hasta ahora al Fondo Fiduciario mandaron el requerimiento y “dos proyectos, uno de fortalecimiento municipal y otro de fortalecimiento social. En el primero, de fortalecimiento municipal, han entrado dos planes de pavimentación que ha preparado el Municipio de Ushuaia; y el programa social, que es lo que tomaría la provincia, tiene un monto de 60 millones”, mencionó, sin plan para el Municipio de Río Grande.

Ratificación legislativa

Consultado acerca de si es necesario que estos convenios tengan el aval de los Concejos Deliberantes y Legislatura, Estabillo aclaró que es parte de la competencia interna de la provincia, no de su área, pero opinó que sí. “Hay trámites de carácter interno provincial y trámites de carácter nacional. Yo imagino que en la relación Municipio y Concejo Deliberante, si el intendente tiene certificada una deuda de equis pesos y el estado le va a dar el equivalente en obras, se supone que el Concejo Deliberante tendrá que analizar que no va a entrar liquidez al municipio, que no va a entrar dinero al Municipio, y que se va a desarrollar un plan de obras en compensación. Este es un tema interno, de autonomía municipal entre el Concejo con los Intendentes”, reiteró.
“La contraparte nuestra siempre es el estado provincial, después lo que la provincia acuerde con los intendentes es un tema que compete a las relaciones gobierno provincial con municipios. En algunos casos la provincia puede tomar una deuda y desarrollar un proyecto en el ámbito de un municipio determinado, y es la provincia la que va a devolver los fondos y la que se hace cargo”, dijo.
En su área no consta ninguna de estas autorizaciones. “Lo que se ha mandado hasta ahora es un requerimiento, han entrado algunos anteproyectos de dos programas, fortalecimiento municipal y fortalecimiento social, de 120 millones. Esta presentación de la provincia hacia el organismo la vi hace 45 ó 60 días atrás, no tengo el dato preciso”, manifestó, siendo anterior a la firma de la carta de intención y, por la fecha del plan de obra de Ushuaia, se remite a la solicitud que había hecho Sciurano antes del inicio del proceso de juicio político.
Acerca de qué puede ocurrir si los concejales no están de acuerdo con el pago en especies de la coparticipación, como adelantaron algunos ediles de Río Grande, donde fue pasado a comisión este acuerdo, Estabillo respondió que no compete al área a su cargo, y “es un problema de índole municipal con el Concejo, del que no voy a opinar. Lo tomarán o no lo tomarán, pero es ajeno a mi intervención”.

Buenos antecedentes

Estabillo dio cuenta de otros créditos que dio el Fondo Fiduciario, con buenos resultados. “En la gestión Ríos hemos firmado, con la garantía pertinente y la cesión de la copa, un convenio de mutua asistencia por 50 millones, de los cuales creo que parte también fue a compensar alguna deuda que tenía la provincia con los municipios. Anteriormente en la gestión Colazo algún programa desarrollamos. Ya hemos tenido financiamiento llevado a cabo. En Ushuaia el natatorio de Andorra es un financiamiento a través de este convenio y tenemos obras de saneamiento en la ciudad de Río Grande. Esto está dentro del primer programa de 50 millones, que ya está agotado. Ahora apareció este requerimiento de 120 millones que se encuentra en la instancia que acabo de comentar”, manifestó.

Melella, informado

El intendente Melella, en su testimonial en el marco del juicio político que luego pasó a archivo, había informado a los legisladores de su encuentro con Estabillo en Buenos Aires y “con otro director del Fondo”, quienes le habrían asegurado que era totalmente factible el convenio.
Estabillo aclaró que recibió a Melella pero que le expuso sobre estos pasos que todavía no se dieron y sin los cuales no se puede avanzar, además de no haber recibido proyectos de Río Grande: “Aquí estuvo el intendente Melella y le hemos explicado cómo funcionamos. No nos vamos a meter en cuestiones que hacen a la relación institucional de la provincia con los intendentes, por eso decimos que nuestra contraparte es la provincia. Si la provincia toma este compromiso, tendrá que gestionar y mandar los proyectos de los municipios. Hemos comprometido que, cuando tengamos los proyectos, le vamos a dar trámite. Pero hay una cuestión esencial: sin la cesión de la coparticipación en garantía no podemos financiar ningún proyecto. Espero que se logre obtener la garantía a favor nuestro y es un trámite que tiene que hacer la provincia en el Ministerio de Economía –de Nación-, para que no quede esto en la mera intención de firmar un acuerdo de buena intención, de buena voluntad, que después no se va a cumplir”, planteó el funcionario.
“En este organismo la información que yo tengo es que está presentado formalmente el requerimiento y algunos proyectos presentados del municipio de Ushuaia. Posiblemente haya proyectos de Río Grande pendientes de que salga aprobado el financiamiento por 120 millones. La información que nosotros tenemos es una comunicación de Fabiana Ríos pidiendo financiamiento de 120 millones, de los cuales 30 y 30 van a cada municipio y 60 serán aplicados por la provincia para obras de infraestructura. Nada más que eso ha entrado. Hay algunos proyectos del municipio de Ushuaia, posiblemente de Río Grande haya entrado alguno a cuenta de este acuerdo global pero vuelvo a insistir que, si esto no tiene la garantía de la copa, la cesión de la copa a favor del Fondo Fiduciario, va a quedar como una simple intención, como una buena voluntad de resolver un tema que no se va a resolver”, volvió a expresar.
Y agregó que “esto mismo que les estoy explicando, se lo expliqué al intendente Melella y el intendente lo sabe muy bien”.

Ejecución inmediata

El presidente del Fondo explicó que esta garantía de coparticipación es esencial, porque del recupero por las cuotas de los créditos se alimenta la institución, para seguir financiando otras provincias. Inevitablemente va a implicar una reducción de los ingresos, porque la provincia no podrá dilatar los pagos: “Cuando la provincia no cancela una obligación con el FFFIR, nosotros le mandamos una comunicación al Banco Nación, que distribuye el goteo de copa todos los días, y de ahí le retiran la cuota nuestra y la mandan al Fondo”, aseguró Estabillo. 

Una provincia inviable

Finalmente se le preguntó cómo ve la situación de Tierra del Fuego, que deberá gestionar endeudamiento cuando apenas paga los salarios. “Yo voy a la provincia frecuentemente y la estoy viendo con mucha preocupación, porque evidentemente el manejo de las arcas del estado deja bastante que desear. Hay un gasto público muy alto, me he enterado de que empezaron a fraccionar los salarios, sé las dificultades que tiene la caja de previsión. Hay muchos problemas serios, un alto porcentaje de gastos corrientes que hacen inviable la provincia”, dijo.
Le dio un especial valor al presupuesto de obra pública, casi inexistente en la provincia, puesto que “la obra pública es la que debe tender al crecimiento y al desarrollo provincial. En casi la década que nos tocó gobernar, del ’92 al ’99, tratamos siempre de ir conteniendo el gasto porque sabíamos que había que encarar obras públicas, y también hubo que tomar deuda. No me asusta cuando un estado toma deuda para desarrollar la economía de un lugar porque eso genera mucha actividad económica, el tema es cuando se toma financiamiento para atender gastos corrientes”, distinguió.
Sin adelantar la viabilidad o no de un endeudamiento, cuando más del 90% se va en salarios, manifestó que en estas condiciones “obviamente la provincia es inviable y no va a haber posibilidad de desarrollarla”.

Fuente Provincia 23.

DESTACADA

“Es una obra de gran calidad para nuestros chicos y jóvenes”

El intendente Gustavo Melella resaltó la importancia del gimnasio que se construye en el barrio Malvinas Argentinas, obra que recorrió es...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates