ULTIMAS NOTICIAS
only display title if it's non-empty

POLITICA

GREMIALES

SOCIALES

jueves, agosto 29, 2013

Papá relató cómo su chiquito fue quemado con agua caliente en un jardín


Un alumno del Jardín de Infantes “Mundo de Colores”, de Río Grande, recibió quemaduras de primero y segundo grado, luego que un compañerito le arrojara agua caliente en la cara y el pecho. El papá relató los padecimientos del niño y su familia y denunció “cadena de responsabilidades”. Dice que la caldera del establecimiento no tiene mantenimiento y por ese motivo sale agua a muy alta temperatura en los baños. “Hay una cadena de responsabilidades de los que tienen que brindar una explicación por lo ocurrido”, afirmó.

Diego Sotomayor, el papá de Tiziano, relató que su hijo “se quema el viernes 16 de agosto. Yo no conté lo que pasó porque primero estaba curar a mi bebote. Pero ese día llego a retirar a mi hijo del jardín Mundo de Colores y, mientras estoy esperando junto a otros papas para que nos entreguen a nuestros hijos, se acerca otra maestra que no era la maestra de la sala  y pregunta quién es el papa de Tiziano. Le dije soy yo, me saca a un costado y me dice que a Tiziano un compañerito lo había quemado con agua caliente y que lo habían llevado al periférico que esta atrás del jardín”.


“Yo me dirijo urgente al periférico y cuando lo veo a mi hijo me quería morir, por como lo habían quemado. Les empiezo a decir a la seño y a la secretaria que estaba a cargo en ese momento del jardín, que porque no me habían llamado antes. Éstas mujeres intentaban darme una explicación de cómo había sido el accidente de mi hijo, pero yo les dije que se callaran porque yo como papá no las iba a entender”, relata el hombre.


En ese momento dijo que identificó a la doctora que lo estaba atendiendo y le recriminó “porqué le habían colocado gasas a mi hijo que no eran adecuadas para quemaduras y me responde que no tenían las otras. Cuando me voy me dicen (las docentes) si pueden llamar a Tiziano y les dije que ni se molesten en llamar, porque su tarea aparte de educar, era cuidar a mi hijo, cosa que no hicieron, así qué no se vengan hacer las preocupadas”.


Sotomayor explicó que “El agua caliente que le tiraron a mi hijo, le afectó parte del cuero cabelludo, la frente, un parpado, y donde más afectado estaba era parte de la cara y el pecho.  Si bien los médicos me decían que no eran de gravedad las quemaduras de primero y segundo grado, simplemente con verlo yo no paraba de  llorar por cómo le habían dejado la cara a mi bebito”.


El papá dice que lo llevó a su casa, luego de las curaciones, y el nene lloró “hasta cerca de las 20:00, momento en el cual se quedó dormido. Cuando se levantó lo llevé a que lo vean a la clínica de la UOM, lo atendió rápidamente un pediatra y pidió que saquen las gasas, lamentablemente ya estaban pegadas a la piel. Los enfermeros con todo el amor del mundo le despegaron las gasas, celdita por celdita por cerca de dos horas y mojándolas con suero para que despegue”.


“A Tiziano lo curaron por varios días, 3 veces al día, y lo único que rogábamos era que no se les infecten las heridas, porque todos coincidían en que si se infectaba se iba a complicar. Consulte con un montón de profesionales  de Tierra del Fuego y hasta nos comunicamos con el Instituto del Quemado en Buenos Aires, ellos mediante fotos que le enviamos nos orientaron sobre cómo seguir el tratamiento y hasta nos dieron indicaciones para los profesionales que lo asisten a mi hijo”, destacó.


Luego aclaró que “Si bien yo estoy enojado y muy triste por lo que le paso a mi hijo, sé que es una cadena de responsabilidades de los que tienen que brindar una explicación por lo ocurrido. Primero está la maestra que hacía un par de meses que pedía una maestra auxiliar y la directora no se lo daba, ella tenía que tener ojos para 21 nenes. Segundo, recién después de lo sucedido le pusieron una auxiliar a la maestra. Tercero la directora, Luz Contreras, cuando me entrega el informe detallándome lo que le paso a mi hijo (casi una semana después) me dice que no pueden creer lo que le pasó a Tiziano y que habían elevado informes con lo sucedido a la supervisora de nivel inicial, Patricia Torres, y a la Secretaria Técnica, Cibeira Liliana, 'para que urgente vaya obras publicas' porque según la propia directora tenían muchos  reclamos hechos y nunca nadie va a fijarse nada. Lo sucedido con Tiziano es producto de que no tienen mantenimiento ni las calderas ni el termotanque y sale hirviendo el agua, además que este año nunca había ido Obras Públicas”, denunció el papá.


“Después de una semana de lo ocurrido, se comunicó un funcionario de alto rango del gobierno de (Fabiana) Ríos para solidarizarse con lo que le había ocurrido a mi hijo y lo único que le dije es que tengan cuidado, porque en cualquier momento por no tener mantenimiento, al menos ese jardín, va a explotar una caldera, va a quemar a maestros, nenes, y se va a prender fuego”, advirtió.


“Todavía me estoy preguntando para qué carajo le pagan un terrible sueldo a la embajadora de los Derechos Humanos, Nélida Belous, si jamás se comunicó ni con el jardín, ni con nosotros, para saber el estado de salud de mi hijo”, señaló.


“Me pregunto como papá qué hubiese pasado si se hubiese quemado la hija de Ríos, algún hijo de (Guillermo) Aramburu, o algún hijo de Belous, seguramente con línea directa a Lázaro Baez, hubiesen bajado un avión en la provincia para trasladar a sus hijos para que lo traten en un centro asistencial de primera línea en Bs As”, expresó.


“Si yo tuviera la oportunidad de juzgarlos como juez a cada uno de los responsables por las quemaduras de mi hijo, a Fabiana Ríos, a Gabriela Muñiz Siccardi, a Sandra Molina, a la empresa que facturó quizás trabajos que no realizaron en el jardín, más allá de la pobre maestra que tuvo un descuido, mi sentencia hacia ellos sería ponerlos en fila y echarles a cada uno de los que nombré una olla de agua hirviendo en la cabeza, para que sepan solamente el dolor que le provocaron a mi hijo por no hacer su trabajo como corresponde".


"Quisiera decirles a estos  que mientras sus hijos festejaban el Día del Niño, yo lo tenía al mío llorando desconsoladamente en una habitación producto de las quemaduras. Quizás ahora van a salir hablar rápidamente y no me extrañaría que pongan de culpable al nene de 4 años que le arrojo el agua caliente”, alertó.


Para finalizar indicando “tengo la paciencia de un pescador, para que en 5 u 8 años la justicia fueguina  los siente en un juzgado para que rindan cuentas, allí voy a estar de espectador para celebrar cuando los condenen”.

DESTACADA

FUNCIONARIO MUNICIPAL DE USHUAIA, BORRACHO Y A LOS TIROS

La información había trascendido, pero ninguna fuente se quería “jugar la cabeza”. Tampoco era la primera vez que ocurrían, aseguraban, a...


 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates