ULTIMAS NOTICIAS

 


only display title if it's non-empty

LOCALES

GREMIALES

SOCIALES

jueves, agosto 26, 2010

El Jefe de la Escuela Superior de Policía de la Provincia, negó maltratos en la escuela...

El Comisario Alberto Ismael Torres, Jefe de la Escuela Superior de Policía de la Provincia, negó maltratos en la escuela, tras la deserción de casi la mitad de los aspirantes que ingresaron en junio.

Luego de las versiones que circularon sobre el trato que recibirían los jóvenes aspirantes a cadete, por el cual 14 de ellos decidieron retirarse, el Comisario expresó su desacuerdo con las razones que se argumentaron, aunque reconoció el abandono cuando todavía no habían transcurrido dos meses de la preparación.


Cabe recordar que estas incorporaciones se dan en el marco de la ampliación de la planta aprobada por la Legislatura, y los aspirantes recibirían un curso intensivo para poder estar al servicio de la comunidad cuanto antes, ante el crecimiento de los hechos de inseguridad en la provincia.


“De ese grupo de treinta actualmente quedan 17. Han desertado por decisión propia, se han retirado por decisión propia y así lo han manifestado los restantes 14”, señaló Torres a Radio Fueguina.


“La decisión ha corrido por una cuestión muy personal, en ese conjunto de personas tenemos inclusive familiares e hijos de policías. El trato no es malo, es el adecuado –sostuvo-. El trato es establecido con el reconocimiento jerárquico que corresponde para desarrollar en forma planificada este tipo de cursos”.


El comisario dio cuenta de la larga trayectoria en la escuela, y aseguró que la deserción es habitual: “Yo he tenido la oportunidad de estar trabajando en este instituto a través de los años en distintas etapas de la vida policial, y lamentablemente es una característica que tiene para nosotros este tipo de incorporaciones, en virtud de que la persona que va a ingresar previamente es puesta en conocimiento de lo que va a suceder”, expresó.


Subrayó que “es importante lograr la adaptación de este ciudadano a nuestro sistema, en virtud de que estamos preparando policías que van a proteger a otros ciudadanos. Para eso se tiene que trabajar mucho en lo que es nuestra disciplina, que muchas veces está cuestionada, pero bajo ese mundo de situaciones y limitaciones que se plantean, se mueve este grupo de educandos. Muchos de ellos no están de acuerdo, pero bueno, el trato que reciben es adecuado”, insistió.


La escuela había sido cuestionada anteriormente por la militarización de la formación, e incluso por la carencia de elementos básicos para el bienestar de los que residen allí. Incluso la Legislatura y en particular el ex legislador Carlos Saladino, había pedido informes sobre el estado de los baños del sector de las mujeres, pero con el cierre todo cayó en el olvido.


Según Torres “esta escuela se ha adaptado con el paso de los tiempos a los cambios institucionales no sólo provinciales sino a nivel nacional, que se han marcado en las distintas escuelas de formación policial. Nosotros nos adecuamos a la política institucional en ese sentido. Constantemente recibimos formación y capacitación a través de distintos programas”, afirmó el responsable.


Además, dio a conocer que por decreto 819 dictado en el año ’98, el aspirante que abandona debe expresar los motivos, y hasta ahora no han dejado constancia de malos tratos. “En la norma que regula, el decreto 819 del año ’98, y establece que la persona que va a dejar el Instituto tiene que expresarlo por escrito, refiriéndose específicamente a si recibió maltrato y cómo se encuentra su situación de salud. Si bien es verdad que quizás la persona que recibe un maltrato acá se puede sentir intimidado o no, nosotros vivimos en una sociedad muy particular y toda cuestión de esta índole que se vislumbre se puede exteriorizar básicamente en la sociedad. Yo no tengo ninguna constancia, ningún reclamo en este sentido”, aseguró.


Agregó que en el instituto “no trabajan solamente policías. Tenemos personal civil, que no son policías, ven lo que se hace, e inclusive un plantel de profesores que también enseñan en distintas escuelas de nuestra ciudad y que pueden ser funcionarios de los distintos poderes, especialmente del Poder Judicial, que constantemente nos están aggiornando y capacitando en pos de trabajar como auxiliares de justicia”.


“Todo lo que ocurre aquí es de público conocimiento y no tengo conocimiento yo de que se haya reclamado un maltrato, más allá de lo que pude leer en un portal. Las personas se van porque así lo establecen ellos y toman la decisión. Estos treinta cadetes ingresaron junto con un grupo de 120, y de un total de 150 personas hemos tenido el alejamiento de 14 personas –minimizó-. Hay una particularidad más: en este grupo de treinta personas la mayor deserción ha sido del personal masculino. De los 17 tengo diez educandos que son femeninos, el resto masculinos. En todo caso la tendencia tradicional hace que el masculino resista y se quede, y el femenino se vaya”, apuntó.


Torres admitió algunos excesos del pasado, que dio por superados: “La historia con la cual nos construimos ha tenido vicisitudes indeseables. Quizás la ciudadanía está susceptible, pero no es así. Pude venir el ciudadano que lo desee a charlar conmigo, si necesita que alguien le aclare lo que ha sucedido. Tenemos las puertas abiertas a la comunidad porque a ella nos debemos”, garantizó por último.

DESTACADA

NACIÓN CONFIRMÓ OFICIALMENTE LA INCORPORACIÓN DEL SECTOR TEXTIL A LA PRÓRROGA DEL SUBRÉGIMEN DE PROMOCIÓN INDUSTRIAL

Fue en un encuentro que se desarrolló en el Ministerio de Economía de la Nación, encabezado por Sergio Massa, junto a la ministra de Traba...

 
Copyright © 2013 Mujeres o Demonios
Powered by Blogger Templates